martes, 13 de noviembre de 2012

Por fin


Por fin sé que no puedo ser madre de forma natural. 

"¿Por fin?" os preguntaréis. Sí, por fin. Por fin se acabaron las gráficas, los tests de ovulación y el pino puente.  

Empiezo este blog porque nos están pasando tantas cosas (tragicómicas), que siento la necesidad de contarlas, y es lo que voy a hacer, desahogarme a ratos, pero sobre todo contar a otras chicas que puedan estar en mi situación a lo que me enfrento. Que no tengo ni idea de lo que es.

Para entrar rápidamente en situación, os pondré al día con un breve resumen de lo acontecido hasta hoy:
  • Chica conoce chico.
  • Surge la chispa.
  • Chica tiene claro que quiere ser madre y se interesa por la intención de él. 
  • Chico responde positivamente.
  • Chico dice "serán scouts" y chica dice "ni de coña".
  • Chico dice "me voy a vivir contigo". Chica dice "vale".
  • Chico propone a chica matrimonio.
  • chan cha cha chaaaaaaan... (marcha nupcial, vamos, aunque no sonó en ningún momento)
  • Gente a diestro y siniestro preguntando que los niños para cuándo (habría que frenar esta manía; en serio, es incómodo, cansino y retrógrado. Los niños se pueden tener también sin casarse, se pueden adoptar e incluso los pueden tener las mujeres solas. Pero es que, sobre todo, mete muuuuuuuucha presión). 
  • Chicos se hacen los modernos y dicen "uf, más adelante, que vivimos muy bien" porque no creen que tengan que poner un anuncio.
  • Chicos asimilan e intentan poner en práctica sin agonías todo tipo de consejos de amigos para favorecer la concepción (no lleves el móvil en el bolsillo cerca de los testículos que atonta los espermatozoides, deja de usar boxer ajustados...)
  • Chica empieza a tomar yodocefol (ácido fólico y yodo que ayuda a la asimilación del primero) por prescripción médica.
  • Medio año ya y nada. Bueno, paciencia. No ha sido una buena época. "¿Nos vamos a París a ver si con la coña..? Mejor ahorremos"
  • Chicos se compran el test de ovulación de Clearblue para conocer los días fértiles. 

  • Chica se registra en Proyecto bebé y empieza a hacer gráficas de temperatura basal (según abre un ojo, termómetro a la boca, en reposo)

  • Chicos creen haber tenido éxito al menos un par de veces. Pruebas de embarazo negativas.
  • Se queda embarazada Fulana, y Mengana, y también Citana, que ni siquiera lo buscaba. Chicos se preguntan si no irá algo mal, pero no lo creen en el fondo. Eso nunca se cree de uno, y eso que yo de pequeña tuve una revelación. (Mamá, pon los ojos en blanco ya). Desde cría pienso que soy estéril y que moriré pronto. Por qué??? Porque he sido la primera niña de mi familia, hija única hasta los 14,5 años, he estado mucho con mayores y he visto mucho Sissí emperatriz y otras cosas trágicas, y nunca he sido muy normal.
  • Chica aguanta los "si es que estás muy estresada", y halla consuelo viendo gráficas ajenas y teniendo síntomas (psicosíntomas, claro), y llama a su siguiente tabla "A por el positivo".
  • Nada, que no. Chica llora un poquito.
  • Año y medio después deciden ir al médico. "¡A-há!" - Dice el urólogo al intuir algo en la exploración-  "¡Seminograma!"
  • Chicos leen en Google palabras como biopsia y adopción. El alma se materializa y se estampa contra el suelo.
  • Chico lleva a un bote en menos de tres cuartos de hora, bien calentito, debajo del brazo.
  • Espera mortal, y al fin: "Buf, qué chungo. Sólo tienes un 5% válido, tómate estas pastillitas y a ver si hay suerte"
  • Chicos piden segunda opinión. El 5% se repite "Déjate de pastillas y busca solución, que lo tenéis más que complicado, pero ese 5% es suficiente para que puedas ser padre" (biológicamente hablando).
  • Chicos brindan por el 5%. Varias veces. Ligera ebriedad.
  • Chica pregunta a su prima de dónde vinieron sus preciosos niños.
  • Chicos van a ese mismo centro de reproducción asistida.

Pues eso, que por fin sabemos qué pasa y vamos a ponerle solución. No es que nos guste tener un problema, ni mucho menos, es que ahora estamos más cerca que antes (aunque no lo sabíamos) de ser padres (biológicos).