jueves, 26 de junio de 2014

As de corazones

Si el mundo de la RA es complejo y desconocido, el de la adopción ya ni os cuento. Paralelamente al curso de formación, empezamos un periplo por varias EECCAAII para elegir país. Sólo se puede elegir uno, y no sólo en virtud de tus preferencias, sino en función de los requisitos que te pidan ellos también. Cuidado, que al principio se tiende a ver estas condiciones y a quienes las ponen como el enemigo, pero la verdad es que se imponen pretendiendo lo mejor para las criaturas. Siempre primará que el menor se quede con alguien del núcleo extenso, si no puede ser en el familiar, o que lo adopte alguien del país para no alejarlo de su entorno de primeras sino como última opción.

Total, que ahora toca visitar estas entidades oficiales (la adopción ha de tramitarse obligatoriamente a través de ellas), para que nos digan cómo son los niños adoptables en los países que llevan. Por ejemplo, en Rusia, los críos han de esperar hasta los 14 meses sin que nadie los quiera para poder ser ofrecidos a la adopción internacional; en Polonia, han de ser rechazados por 3 familias; según nuestra edad y condiciones como las que acabo de mencionar, según el país, los niños que vienen tienen meses o 2-3 años. Por otro lado, se prioriza la salida de aquellos niños con necesidades especiales (algún trastorno físico, mental, enfermedad o discapacidad, aunque en ocasiones se incluyen en esta categoría los mayores de 6 años, puesto que normalmente se prefieren menores a esa edad). Otro factor a la hora de elegir país - o de que el país te elija a ti- es que cumplas con otros requisitos como que estés casado, que lleves al menos 3 años de convivencia o que tengas -atención- ingresos de 100.000 dólares como exige ahora China. Además, los trámites y viajes (lo normal es tener que hacer varios para conocer al niño, para asisitir al juicio, para recogerlo...) no cuestan lo mismo en un lugar que en otro y, por desgracia, este es otro factor a tener en cuenta. En los próximos días vamos a visitar  3 agencias que llevan Rusia, Bulgaria y Polonia, en principio países a los que podemos optar. Os iré contando.

En otro orden de cosas, una obviedad que puede no serla es que el niño adoptado será el nieto de sus abuelos, el sobrino de sus tíos, el primo de sus primos y que la decisión de adoptar es nuestra pero la tienen que acatar los demás, por lo que es natural que todos necesiten hacer su trabajo de adaptarse a las nuevas circunstancias. Y puede que les lleve su tiempo, puesto que nosotros hemos ido pasando fases y ellos sólo observándolas. Y si nosotros tenemos miedos, normal que ellos también. Y entonces alguien que sabe de qué va esto, hace un corto bien mono y se te ensancha el pecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario