martes, 21 de octubre de 2014

Cómo sobrellevar la espera

La maternidad está ligada por todas sus caras a la espera: cuando cuentas los días para hacerte una prueba de embarazo; cuando desesperas porque han de pasar un par de ciclos antes de un nuevo tratamiento de reproducción asistida; cuando cuentas las semanas que faltan para dar a luz a tu bebé, y ni te cuento cuando estás metida en un proceso de adopción. 

Todo es esperar, y no siempre se lleva bien, especialmente cuando te dicen que es posible que tarden en asignarte a tu hij@ cuatro años.

Hemos empezado todo esto con mucha alegría, pero somo conscientes de que vendrán los bajones de la (des)espera, que en un camino taaan largo hay tiempo para etapas de todo tipo. Así que para recordarme a mí misma las herramientas con las que cuento para llevarlo mejor me he hecho un cartelito con esta aplicación on line, que comparto con vosotros.


Se trata de una lista de cosas que me parece cumplen la función de distraerme pero también me preparan para la gran llegada:

  • Es el momento de viajar, pese a que nos hemos fundido los ahorros en la clínica. Yo soy de las que digo que mi hij@ será mochiler@, porque lo que más me gusta es viajar y aspiro a no dejar de hacerlo por ser madre, pero seguro que no es lo mismo, estaré más preocupada por su bienestar y posiblemente el ritmo no pueda ser igual. Así que es el tiempo de viajar despreocupados. Además, preparar una escapada me entretiene muchísimo, durante varios días.
  • Retomar las aficiones, encontrar nuevas, asistir a talleres... (Des)esperando se nos olvida que este tiempo es nuestro, y que si no lo disfrutamos ahora, pasará y pesará. Así que yo estoy aprendiendo a coser a máquina, le estoy tejiendo una manta de ganchillo, le doy al yoga en el salón con W, he aprendido la técnica del estarcido, estoy "decoupageando" media casa...  Por falta de cursos no será. Aquí podéis ver los que tenéis en vuestras ciudades.
  • Ese aprendizaje nos dará recursos para entretener al retoño, o simplemente para hacer cosas juntos. Está bien también hacer acopio de cuentos sobre cómo explicarle sus orígenes, por ejemplo..
  • Me paso horas mirando catálogos de decoración imaginando cómo le pondré la habitación. Igual no sirve de mucho todavía, pero entretener, entretiene.
  • Cuidar las relaciones que probablemente hayamos descuidado durante el duelo, quedar y disfrutar ahora sí que nos apetece ver a gente y estamos animados y no tristes y huraños.
  • Salir por la noche y bailar, si encontramos quien aún lo haga (lo peor de atascarte en la maternidad es que no vas a la par con tus amigos), o salir cuando sea, por la tarde, al teatro, al cine, de excursión... Divertirse como adultos, en definitiva, que luego habrá que ir a funciones infantiles o al parque, a conciertos de Violetta, etc.
  • Escribir un blog, un diario o hacer un álbum de recortes y fotos o todo junto contándole su espera, para que sepa que estuvo aquí mucho antes de llegar.
  • Quedar con otras familias en nuestra situación es de lo mejor que hemos experimentado últimamente. No imaginábamos la importancia de pertenecer a un grupo, en el sentido de compartir experiencias con personas con tus mismas preocupaciones, que te entiende a la perfección. Además, sabemos que hay reuniones en asociaciones, cursos en las ECAIs para preparar la llegada... (Un alto aquí para contar lo contenta que estoy desde que he entrado en grupos de adopción de Facebook cerrados en los que leo las peripecias de otras familias, y me emociono con sus asignaciones, o descubro información valiosa para el proceso...)
  • Mientras no se abra la adopción nacional en Madrid, Bienve vendrá de Bulgaria (¡o su herman@! si se abre en la Comunidad y nos da tiempo a ir a por los dos), así que en este tiempo podemos ponernos las pilas con su idioma, que facilito no es, y se escribe en cirílico. Madre mía, si me cuesta hasta decir "hola" (Здравей! / Здравейте! Zdravey! / Zdraveyte!). 
  • Lo más importante, sin duda, es relajarse y disfrutar, hacer de la espera parte positiva de la aventura, aprovechar para hacer lo que luego será más difícil o para prepararnos, o para recuperar lo perdido o descuidado con los disgustos. Y aquí es fundamental también saber distanciarse cuando sea necesario, que tan válido es leer libros y cuentos de adopción, como guardarlos un tiempo prudencial para dar cabida a otras cosas que nada tengan que ver y hacer así más llevadera la espera hasta LA llamada.
Aunque yo he centrado la lista en la adopción, creo que se puede extrapolar y adaptar a otras situaciones (des)esperantes. ¿Se os ocurre alguna otra forma de sobrellevarlo?

3 comentarios:

  1. Me encantan estos consejos! Creo q son ideales!

    ResponderEliminar
  2. Hola chicos!!
    Hace ya un tiempo que os leo y creo que ahora puedo echarte una mano con tu pregunta!
    Hace algún tiempo que leí este "libro" tan interesante...
    Quizá ya lo conozcáis..

    http://postadopcion.org/libro-la-aventura-de-convertirse-en-familia/

    Aquí lo tenéis en PDF. Tiene varios capítulos, y vais entrando en cada uno. Es super ameno y puede ayudar un poquito en esto que tú planteas, yo creo...

    Un besito y adelante!!! Estáis embarazados!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celia!! Muchísisisisisisimas gracias!!! He comprado y descargado varios libros, pero éste no, así que de verdad gracias por recomendármelo, voy ahora mismo al enlace!!

      Un beso y muchas gracias por los ánimos!

      Eliminar