viernes, 10 de octubre de 2014

Estado de buena esperanza

Estos días hablaba de que me hacía ilusión que mi madre me considerara "embarazada", y me doy cuenta de que he empezado esta nueva etapa del blog por el tejado, por la emoción, y que me he saltado varios capítulos importantes, así que voy a intentar enseñaros los cimientos brevemente. Ya los iré desgranando, que por desgracia, habrá tiempo.
  • El 27 de septiembre de 2013 fuimos a la reunión informativa del IMMF para la adopción internacional. Nos lo pusieron muy negro y decidimos quemar los últimos cartuchos en la clínica.
  • El 19 de mayo de 2014 presentamos toda la documentación para la solicitud de apertura del expediente para adopción, completamente convencidos y emocionados. Ahora sí lo vemos claro. Desde este momento he puesto a contar el marcador de nuestro viaje, que no espera, pues si pusiera desde cuándo te estoy esperando tendría que añadir los más de tres años de búsqueda por todos los medios. Ese día mandé una foto a la familia y amigas con la pegatina de entrada del registro del IMMF, emocionada. Claramente empezaba una nueva etapa, y por eso cuento desde ahí.
  • El 21 de junio empezamos el curso de formación de 5 semanas en el Instituto Madrileño del Menor y la Familia, donde conocimos a una gente maravillosa y aprendimos cosas fundamentales. Lo disfrutamos muchísimo, y eso que suponía levantarnos los sábados a las 7.30 de la mañana.
  • El 29 de agosto empezamos las entrevistas del estudio psicosocial para la idoneidad. Este día, en concreto, os lo debería contar con más detalle, que coincidió con la visita a nuest domicilio de la trabajadora social y Papá Jones soltó algunas de sus perlas. ¡Casi lo mato!
    • Tres entrevistas en total con la psicóloga
    • Otras tres con la trabajadora social
  • El 30 de septiembre entro en estado de buena esperanza, pues nos dan sus respectivos informes en una entrevista conjunta. ¡Favorables los dos! Y muy, muy contentas con nosotros. Nos dicen que no hay muchas parejas como nosotros, y que no habían escuchado nuestro discurso en años de profesión. No entendemos muy bien a qué se refieren, y no preguntamos por humildad ¡pero suena fenomenal! 
  • El 6 de octubre llevo al IMMF toda la documentación actualizada (otra vez los certificados de nacimiento, penales, médico, empadronamiento, matrimonio, declaraciones de la renta de los últimos 3 años, los cuestionarios individuales, etc.), junto con los informes para que la Comisión de Tutela del Menor estudie si nos da la idoneidad.
Así nos recibió la familia el 30 de septiembre tras recoger los informes y la enhorabuena de las profesionales del LIPAI (antiguo TIPAI), que celebraba el primer cumple de mi sobrino Bebéguapo. Un momentazo. Creo que la alegría traspasa la pantalla. He mirado muchas veces este vídeo, y por supuesto está incluido en ese segundo de cada día.

video

Desde este día, de verdad me siento "embarazada", y hemos empezado a dar la buena nueva de que vamos a ser papás a todos. Aún nos quedan muchos! Quizá deberíamos haber esperado a recibir dentro de un mes o mes y medio la carta con la idoneidad, pero es de esperar que nos la den, puesto que no nos han puesto ningún problema durante el psicosocial, y el tema de los dineros que era lo que más nos preocupaba, nos dijo la trabajadora social que estaba OK. 

Yo lo veo así,  es como si el 30 de septiembre me hubiera hecho un test de embarazo y saliera positivo. Ahora queda la espera. Es cierto que pueden pasar muchas cosas horrendas (qué nos vais a contar, tenemos experiencia en disgustos en este campo!), pero también puede ser que todo termine con un finalazo feliz y en eso es en lo que me apetece pensar.

Y no sólo yo, también Papá Jones ya siente que la espera de verdad ha empezado. Aún nos quedan trámites que hacer cuando llegue la idoneidad, y serán engorrosos, que vamos por protocolo público y tenemos que traducir todo al búlgaro y apostillarlo y demás, pero ya es parte del proceso, es como si fuera la prueba del azúcar de un embarazada, por ejemplo, cosas tediosas, pero que necesarias en la espera.

Y es un momento precioso. Este sábado tuvimos una fiesta familiar y cuando nos preguntaron aquello  tan indiscreto de "y vosotros qué ¿no os animáis?" por fin pudimos contestar "¡sí! Vamos a ser papás!" Y la gente se ponía supercontenta, y cuando lo contábamos nos felicitaban. Sí! ¡Nos felicitaban! ¡Por fin a nosotros! ¡Qué bonito y emocionante! (También hubo quién preguntó si lo habíamos intentado todo antes, pero no lo quiero ni pensar, sé que lo hacen de buena fe y no entienden que tú lo percibes como que esto les parece una mala opción).

Hasta hace poco, cuando comentábamos que estábamos haciendo el curso, o las entrevistas, algunas personas reaccionaban dándonos esperanzas sobre embarazos milagrosos, como consolándonos, o nos decían que éramos valientes (cosa que no creemos), o nos contaban historias de adopción con mal final... Y yo le decía a Papá Jones "te fijas? Nadie nos felicita". Pero ahora sí. Quizá porque antes era como "estar buscando", pero ahora ya hay una noticia, aunque ésta sea que dentro de unos años nos llamarán para hacernos papás, pero  ya hay un expediente tangible. Ya lo podemos decir, porque esto ya ha empezado. Porque el test de embarazo dijo "sí". Y estoy feliz porque por fin puedo suscribirme a blogs de maternidad y cosas que creía vetadas para mí o que me dolía ver. Cierto que no sé la edad que tendrá, pero será pequeñín, al fin y al cabo, y aunque no pueda decorar su habitación, sí puedo empezar a tejer una manta con granny squares (incluso varias! jajajaja!), y  hasta ponerme uno de esos contadores de la espera!

Además, estoy conociendo gente en la blogosfera en similar situación, y me emociono con sus historias, son sus baches o sus ansiadas asignaciones. Y me descubren cosas alucinantes, como lo de África amamantando a su bebé adoptado, o este vídeo maravillosísimo que he visto en Ilusiones renovadas que unos papás le hicieron a su Diana, venida de Rusia, para que entendiera todo. (Papá Jones, hay que hacer algo así cuando llegue el momento).


Esta es tu historia - Diana from noquedatinte on Vimeo.

Así que, no sé qué pensaréis vosotros, pero sí, creo que por fin estoy en estado de buena esperanza. Y cuando llegue el certificado que nos declare idóneos será como la eco del latido. Qué felicidad.

3 comentarios:

  1. Pequeña!

    Cuanto me alegro de cada una de tus palabras, estoy tan feliz por ti!!
    Totalmente de acuerdo en que el 30 de septiembre fue el positivo tan ansiado!! Poco a poco, paso a paso, como si de un embarazo se tratase (aun no sabemos el tiempo, pero se ira viendo).

    Pronto podrás disfrutar de tu eco de latido e ir pasando fases, hasta ver la cara a tu Bienve!!

    Mil besos, estamos contigo!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía!! no puedo dejar de llorar de emoción. Estoy leyendo el blog entero y al llegar hasta aquí ya no he podido contenerme más, ni la emoción ni las ganas de escribirte.
    Con la entrevista de la mamá que decidió amamantar a su bebé y el vídeo de Diana ya no he podido más.
    Qué camino más largo y duro lleváis, o mejor dicho habéis llevado, porque al fin estáis en estado de buena esperanza!!! que alegría más grandeeeee enhorabuena!!! jejeje
    Me hacía falta llorar así de a gusto.
    Un gran abrazooooo

    ResponderEliminar
  3. Me siento tan identificada contigo, ya siento lo que tu has sentido sin haber empezado, aún no hemos ido a la charla informativa y pienso que puede que este creciendo nuestro hijo/a en alguna barriguita y me emociono.

    ResponderEliminar