jueves, 27 de noviembre de 2014

La cigüeña alsaciana y el momentito de bajada

Decidme que no es curioso que hayamos decidido hacer una escapada a un destino al tuntún, por el precio del vuelo, y que resulte que ser la región de donde realmente vienen las cigüeñas. ¡Desde luego, no cabe duda de que Papá Jones y o yo estamos a la caza y captura de una!

Pues sí, toda la vida diciendo que vienen de París y fíjate que no, ¡que son alsacianas,y símbolo de este enclave que linda con Alemania y Suiza! De hecho, en Francia dicen que vienen de Estrasburgo, la capital de Alsacia, donde se ven  a tutiplén, no como en París, lo cual explica mejor el famoso dicho.

fuente
Así que bueno, nos vamos allí a desconectar pero parece que, como siempre, llevaremos el tema en la mochila. Y es que es muy difícil despegarse de algo así. En realidad, ya empiezo a experimentar la bajada tras el subidón de la idoneidad. Sabía que llegaría, pero no la esperaba tan pronto, la verdad. 

Después de celebrar y contestar muchas veces al "y ahora qué" con la única respuesta posible, que es "pues esperar mucho", la costra empieza a levantarse. Se pasa la emoción, se pasan las llamadas y los achuchones de enhorabuena y te vuelves a quedar con tu querido Papá Jones, en tu hogar, dulce, sí, pero con la misma habitación vacía de hace 3 años. Y fuera la vida sigue y se te hace un nudo en la garganta a veces cuando pillas in fraganti algún "por qué yo no" otra vez merodeando por tus pensamientos, porque de repente te das cuenta de que vuelves a estar en el mismo punto. Bueno, vale, es cierto, no estamos en la misma marca, pero miro a un lado y vuelvo a sentirme "la que no puede". Y entonces vienen tardes de lluvia que son excelentes para entregarse al drama, y sin querer he vuelto a dejar que me invada el miedo otra vez. Y me preocupa todo. Si el rango de edad es el correcto para la situación de los niños en Bulgaria, si se abrirá en algún momento la nacional, si vendrá demasiado mayor, si nos adaptaremos, si pasará alguna desgracia que nos impida adoptar... Y entonces recuerdo lo que me dice Mary Light y me tomo mi minuto esencial, y me freno. Y me sacudo el miedo como puedo. ¿Qué pasa, Mamá Jones, con lo bien que estábamos?

Es que esto es duro, jolín.

Pero me doy cuenta de que lo que me pasa es que veo a todos tan contentos que cómo les voy a decir que me ha dado un bajoncillo. No quiero que piensen que soy una petarda que siempre está preocupada. Y cuando metes tanta porquería debajo de la alfombra al final te tropiezas con ella porque se ha acumulado un buen montón.

Vamos, que tengo que quejarme, aun a riesgo de ser un plomo pues es bueno para mi salud. Si es que la lío yo sola. Si en vez de aguantarme fuera achicando agua según veo que se me empieza a hundir la barca, no estaría ahora boqueando en el mar.

También es curioso cómo mi cabeza ha organizado las preocupaciones, y ahora que he resuelto la de la idoneidad me trae la siguiente de la lista, que me la debió de poner en stand by para que no me diese un perrenque con todas a la vez.

Pero oye, que estoy bien. Como canta Robe, "ha sido un momentito sólo de bajada, que aquí no pasa nada" . Miro el ramo que me regaló mi amiga H por la idoneidad (detallazo emocionante) y me animo, también cuando veo que he podido rellenar otra página más de ese libro que le estoy haciendo a Bienve sobre nuestra historia.





No pasa nada. Es sólo miedo. Y se puede combatir aunque cueste.

La angustia no es más que temor a lo desconocido.
En un minuto puedo cambiar mi actitud,
y en ese minuto puedo cambiar el día entero.

Nos va a sentar de miedo la escapada, y así hacemos uso y disfrute de aquello que nos dicen tanto, que estamos muy bien así, y lo pensamos aprovechar al máximo.

Al menos que nos quiten lo bailao.


8 comentarios:

  1. Mucho ánimo, los bajones son y serán normales en este proceso... cuando tengas bajón, si quieres, mandame un wasap o algo, que ya sabes que en este camino nos tenemos que echar una mano... así que voy a seguir mi propio consejo y ahora te mando un mail :)

    Pasadlo muy bien en vuestra escapada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! Había escrito y no se ha publicado. Qué mala soy

      Bueno, te daba las gracias, y sí a ver si nos vemos y nos contamos, que realmente vosotros nos entendéis como nadie. Muchas gracias por los ánimos, nos iremos animando unos a otros en este tiempo, hasta que pasemos a la fase de celebraciones!! :)

      Eliminar
  2. Claro que si, paso por paso. Habéis adelantado mucho ya. No tienes que pensar cuánto llevas recorrido, sino, en qué punto te encuentras. Por cierto, qué libro tan chulo estás haciendo para Bienve, me encanta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Clara! Ya sabes que a veces no hay consuelo, pero sí, esa es la actitud!

      Y del libro... Jajaj Llevo escribiéndole al/la pobre desde antes de las FIV, tiene lectura para rato! Jajaja

      Eliminar
  3. Hola! con permiso me paso por aqui. ah! y enhorabuena por vuestra idoneidad!

    ResponderEliminar
  4. Entiendo mi bien el sentimiento que tienes. La impresion de la gente de que solo ves lo malo q te rodea, q te gusta "estar de malas". Pero no entienden que cuando llega ese sentimiento no lo estas buscando tu, q lo odias mas que a nada.
    Tu respira y diselo a papa Jones, seguro que el te entiende

    ResponderEliminar