jueves, 11 de junio de 2015

Cómo decir a tu hijo que es adoptado

Ayer, contra todo pronóstico, no fui donde tenía que ir y pude asistir a una charla de Montse Lapastora, con  otra pareja de amigos que también viajarán a Bulgaria alguna vez a por su nene y, de hecho, fue en un foro de adoptantes en ese país donde nos enteramos. 

La primera vez que oí el nombre de esta psicóloga fue en ACI, cuando nos estuvimos informando sobre la adopción en Vietnam. Allí vi a gente de la ECAI. 

La conferencia tenía lugar en una iglesia. Pensábamos que sería en un salón, y ahí que alucinamos los cuatro, yo mucho, desde luego, cuando nos dicen que no, que es ahí mismo. Ya venía alucinada de fuera, al ver que dentro tienes wifi, puedes entrar con el perro, tomarte un café o ver en directo el Vaticano. 

Imagen

Pues sí, el Padre Ángel de Mensajeros de La Paz, ha hecho de San Antón un sitio abierto 24 horas al que da gusto entrar, aunque no seas muy devoto. Se siente que es un espacio abierto como reza una pancarta.




Pero no nos desviemos del tema. Pronto estuvimos un buen puñado de gente escuchando a Lapastora. Fueron muy más interesantes los vídeos de niños (obviamente no identificables) en su consulta contestando qué es para ellos ser adoptado y otras cuestiones , pero no se oían bien. 


Lo que yo me llevé de la charla fueron las intervenciones de los padres. No es que lo sepamos todo, por supuesto que no, y además la teoría no tiene nada que ver con la práctica, pero es cierto que los cuatro que fuimos estamos muy concienciados con el tema y hemos leído y hablado mucho y todo nos sonaba ya bastante. Por eso, lo que nos resultó más valioso fueron las respuestas de la psicóloga a las experiencias reales que algunas familias contaban. Por ejemplo, el padre con uno hijo biológico y una cría adoptada a la que su propio hermano chincha con que no nació de su madre, o el otro que pregunta qué hacer ante el (esperadísimo) "tú no eres mi madre".

Aunque lo mejor, sin duda, la cena con los amigos después ;)

La verdad que me parece impagable escuchar las historias ajenas pero, por destacar algo de lo que expuso Lapastora, me quedo con un par de sentencias como casas: 

1) El niño va a sufrir. Es inevitable. Le abandonaron, es normal que sufra. No podemos evitarlo y, de hecho, no hay que tratar de evitarlo, sino solo acompañarle en el sentimiento. 

2) los primeros que nos tenemos que enfrentar a los propios miedos somos nosotros. No podemos reparar su autoestima con la nuestra herida. Primero debemos tener muy claro cómo hemos llegado a la adopción y estar reconciliados con todo.

3) A veces le damos a las cosas más vueltas que ellos.

Vaya, pues no era un par. De hecho, me vienen a la cabeza más, y es que este tema en realidad da para mucho. Pero para no aburriros, lo dejamos hoy aquí.

Cogí apuntes para vosotros. Espero que os guste el resumen.





7 comentarios:

  1. Importantísimo me parece que acudáis a charlas de este tipo y tan beneficiosas.
    En todos los casos, vengan de donde vengas los niños, intentamos sobre protegerlos para que no sufran, pero debemos comprender que aunque no nos guste el sufrimiento es parte de la vida, no lo podemos evitar todo. Me parece la mejor estrategia del mundo darles a los niños herramientas para que puedan ir adaptándose a sus situaciones y sobre todo que sepan ponerle palabras a sus sentimientos para que sepan gestionarlos. Y es que, en todos los casos, una buena educación emocional nos ayuda a conocernos mucho mejor a nosotros mismos. No podemos "salvarlos" de todo pero sí podemos acompañarlos en todo momento de la mejor manera posible, desde el respeto, la empatía y la comprensión.
    Y es que... ¿qué es ser padre sino ser el "acompañante" en su vida y su desarrollo?

    Uff perdona jeje, me ha salido la vena pedagógica!!
    Vas a ser una madre increíble, lo tengo muy claro.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una cuestión más que interesante Laura. De hecho, era el tema sobre el que iba a versar mi "café" de mañana. Bueno, no lo voy a cambiar por esto pero sí te espero puntual para que des tu opinión ¿vale guapa? No cabe duda que es una cuestión delicada a la que todos nos tendremos que enfrentar, pero es cierto que nosotros quizás le demos más vueltas en la cabeza que ellos. En cualquier caso, habrá que tener herramientas para afrontar esa conversación.

    ResponderEliminar
  3. Un tema muy interesante y la respuesta de la psicóloga me parece acertadísima. Creo que los padres de ahora sobre protegemos a los niños y luego se pagan las consecuencias, así que tendremos que tomar nota. Gracias

    ResponderEliminar
  4. HOlaaa!!!! Estuve buscando tu correo electronico pero no lo encontre en tu pagina, es para decirte que te mencione como Best Blog en Espera Esperanzada, espero te puedas pasar por alli, Saludos!!!! http://carolinagmx.blogspot.mx/2015/06/premio-al-mejor-blog.html

    ResponderEliminar
  5. Qué infografía tan chula te has currado! la verdad es que tiene mucho sentido lo que dices... lo del sufrimiento inevitable sobre todo y lo de estar a su lado acompañándoles. Es precioso.

    Por cierto, flipo con lo de Vaticano TV...jajaja!

    ResponderEliminar
  6. Que interesante, en cierto modo me ayuda con mi futura explicación acerca de los donantes ( ya que es algo que les queremos contar ). Con tu permiso me guardo el resumen para tomar ideas.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mamá Jones, me inspira mucho tu blog. Mi esposo y yo estamos empezando a considerar la adopción, pero también tenemos aún esperanza en poder concebir. Todavía estamos en la búsqueda de nuestro camino; mientras tanto me he animado a escribir mi blog yo también para ver si me da un poco de perspectiva ;)

    ResponderEliminar