martes, 7 de julio de 2015

Las decisiones de Papá Jones

Todos los días te levantas y tomas decisiones que mantienen tu vida en marcha.

Decides ir a currar, todos los días. Un día puede darte una pájara y decidir que hasta aquí hemos llegado, que vas a dar un cambio a tu vida y a decirle al histérico de tu jefe que prefieres montártelo por tu cuenta antes que aguantar otra más de sus gilipolleces discrepancias de opinión.

Mamá Jones el otro día estaba de bajón. Porque mi mujer es la persona más risueña y más contagiadora de ilusión del mundo, pero no todos los días son Lourdes y la vida nos está poniendo las cosas muy difíciles.

Empezamos a hablar de que si estamos seguros, de que si esto es lo que queremos...que se nos termina el chollo vamos... y que dudaba.

Claro que dudaba.

Cuando unos futuros padres se embarazan, se montan en un tren que (si no surge ningún contratiempo), llega a la estación en 9 meses. Es un hecho inevitable e imparable. Tienes 9 meses para asumir que tu vida va a cambiar... y casi no te debe dar tiempo a pensar si es lo que quieres o no...porque el tren ya ha salido y no hay quien lo pare...así que tu trabajo es ASUMIR lo que va a pasar.

Nosotros no vamos en tren, vamos en globo.

Mamá Jones y yo nos levantamos todos los días y decidimos seguir en el camino de la futura paternidad. No es un proceso para asumir lo que se nos viene encima, es un proceso de convencimiento diario y constante.

Yo ahora mismo puedo levantar el teléfono, hacer una llamada y quedarme libre del mogollón al que vamos. Es más, nadie nos juzgaría, nadie nos diría que hemos sido cobardes... y es que mucha gente nos dice que somos unos valientes por hacer lo que estamos haciendo. Que es admirable la voluntad y la determinación que demostramos... No hay sino buenas palabras para los que estamos en el camino de la adopción, ya sea porque lo hacemos de forma voluntaria o porque no nos queda otra.

Pero nadie nos envidia. Nadie nos envidia. Nadie.

Así que por qué no disfrutar de la vida sin hijos, sin ataduras, sin más responsabilidad que la que ya conocemos...

Pero ¿es eso lo que quiero?

No.

Todos los días nos convencemos de que queremos seguir en el globo, que es lento, que no va solo, que hay que vigilarlo y cuidarlo para que no nos puedan las tentaciones de tener una vida con más viajes, con más ir al cine, con más tardes de Play... ¿Una vida más feliz? No tiene por qué...

Pero una vida distinta a la que conocemos da más miedo...

Y tenemos que enfrentarnos a ese miedo a diario voluntariamente... y eso nos desgasta de vez en cuando... y nos dan bajones y dudas...

Todos los días nos levantamos y decidimos.

Todos los días hasta que nos llamen, hasta que vayamos a firmar.

Todos los días nos enfrentamos a la decisión de estar aquí

Así que voy a dejar la falsa modestia a un lado y voy a decirme a mí mismo, a mi querida mujer que está al pié del cañón siempre y a todos los padres adoptantes que estamos en el camino que

OLE NUESTROS COJONES

Ánimo a todos.

No tengáis miedo a dudar ni a reconocerlo. Lo importante es que seguimos aquí.




21 comentarios:

  1. No se si en este camino hay alguien sin duda, en nuestro caso como en el vuestro las dudas son desde el principio y continúan, cuando no es la duda sobre si la decisión que tomamos era la correcta, son dudas acerca de nuestra capacidad como padres, dudas sobre si estaremos a la altura, dudas si finalmente nos reuniremos con nuestros hijos. Creo que valiente es lo que has escrito, reconocer que tenéis dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no dudáramos sería raro...sería mentira. Estamos teniendo mucho (demasiado) tiempo para pensar... XD

      Y dudaremos durante toda la vida cuando seamos padres, pero eso es bueno. Dudar nos tiene alertas.

      Eliminar
  2. Tienes toda la razón, es una decisión diaria y estar asi durante tanto tiempo es para daros un aplauso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hacemos más que otros en nuestra situación... Creo que es bueno que también nos crezcamos un poco y saquemos pecho.

      Eliminar
  3. Las dudas son normales, no creo que haya nadie en este camino que no dude mil veces. Son muchas incertidumbres y mucho tiempo para darle vueltas al coco, pero lo importante es pensar las cosas con la mente fría y seguir, seguir, seguir... el final del camino está un poco más cerca. Como dice un amigo mío y el otro día leí también en un blog, lo imposible sólo cuesta un poco más en conseguirse. ¡Animo a todos!

    ResponderEliminar
  4. Ole, ole y ole vuestros cojones!!!!! Sin dudarlo
    Por el camino q estáis llevando, por vuestra fuerza como personas y como pareja, por vuestras dudas totalmente admitibles y por reconocerlo, sí señor.
    La infertilidad ens todas sus varientes no es fácil, nada fácil. Te hace pasar por caminos jamás antes planteados, desgasta, cansa, abate...y cualquier tratamiento o embarazo burocrático se merece un ole!!!
    Yo no puedo decir q no haya dudado a veces ante los TRA, ante el camino q tomamos y el q nos viene por tomar y creo q en vuestro caso y en el de todos los embarazos burocráticos puede ser todavía más pedregoso pues todavía os da más tiempo pa darle vueltas al coco, que unas veces te hace bien y otra te desmonta los esquemas por completo.

    Mamá y Papá Jones yo sí os tengo envidia. Tengo envidia de vuestra capacidad de lucha incesante, de vuestra fuerza, admiro lo que sabéis esperar y vuestros cojones ante la vida.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad todo el camino recorrido hasta llegar aquí te hace fuerte. Nosotros hemos descubierto que somos una pareja más fuerte de lo que pensábamos gracias a todo lo que nos hemos encontrado. Y hemos descubierto puntos en común sobre cuestiones que muchas parejas que no se ven aquí ni siquiera se han planteado en serio.

      De todas las cosas positivas que podemos sacar de esto, esa es sin duda la mejor hasta ahora.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo en todo lo que has dicho, nosotros nos sentimos igual.

      Eliminar
  5. Pues si, tienes toda la razón! Tenemos C... que imponen! :-) ánimos familias, a seguir luchando para conseguir nuestro sueño! Los pequeños necesitan que aguantemos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Los pequeños son los que hacen que aguantemos... ;)

      Eliminar
  6. Ole! No puedo añadir nada más a lo que ya os han dejado más arriba :). A seguir levantándose cada día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veréis que luego diremos eso de "¿Quién me mandaría a mi meterme en este lío?..." jejeje

      Eliminar
  7. Yo os envidio... Menudo tándem formáis... Mucho ánimo, mucho apoyo y sobre todo mucha fuerza!! Un beso grande y a luchar por lo que queréis!!! :*

    ResponderEliminar
  8. Pues yo no os envidio.

    Pero os acompaño.

    A veces me sorprende lo parecido que sentimos los que estamos en el mismo camino. Gracias Papá y Mamá Jones por estar ahí y por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, ¿tú qué nos vas a envidiar?...jejeje

      Gracias a ti Inma, para esto estamos.

      Eliminar
  9. ¡Hola Papá Jones!

    Entiendo muy bien todo lo que has escrito, las dudas, el aguante necesario... Solamente discrepo en la idea de nadie os envidia. ¡No es cierto! Yo, por ejemplo, envidio que podáis acceder a una adopción internacional. En mi caso, al estar casada con una mujer, no puedo hacerlo; y, de hecho, hasta que se abrió la adopción nacional en Madrid, pensábamos que nunca íbamos a poder adoptar. E independientemente de la reproducción asistida, queríamos hacerlo.

    A veces somos los que peor lo estamos pasando dentro de nuestro círculo, donde los demás tienen hijos biológicos sin problemas o les funciona la reproducción asistida o consiguieron adoptar en otro país de manera más o menos fácil y más o menos rápida... Pero en cuanto salimos de ese círculo, que suele ser pequeño aunque no nos lo parezca, nos encontramos con otros casos más desesperados que el nuestro. Yo creo que no hay que perderlo de vista.

    Por otro lado, tener dudas porque os gusta vuestra vida actual... ¡es bueno! Eso quiere decir que no esperáis que vuestros hijos le den sentido a vuestra vida o arreglen un problema de pareja, por ejemplo.

    En fin, que puedes quejarte, pero poco, jajaja. Es broma, quejaos todo lo que necesitéis, este camino es duro y, aunque haya gente peor que nosotros, el derecho al pataleo es inalienable :)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Remedios,

      Cuando digo que nadie nos envidia me refiero a nuestra situación particular, no al panorama general del mundo de la adopción. Veo que nadie de nuestro entorno nos envidia.

      Recuerdo que cuando fuimos a la reunión informativa había dos parejas homosexuales que se quedaron echos polvo porque dijeron que si bien no era ilegal en la mayoría de países, por su forma de pensar no lograrían adoptar en la vida ya que siempre preferirían a una pareja heterosexual... en esto tenéis más suerte en la nacional, pero desgraciadamente podéis encontrar más problemas que nosotros.

      Efectivamente, siempre hay gente en peor situación. Ahora soy yo el que no os envidio, pero no me entiendas mal. Tenéis todo mi apoyo y mi admiración y ojalá logréis la familia que queréis formar.

      OLE VUESTROS OVARIOS TAMBIÉN

      ¡Otro abrazo para las dos!

      Eliminar
  10. Creo que todos a lo largo de este proceso nos planteamos el seguir o no, surgen dudas, el tiempo pasa y vamos cumpliendo años. En mi caso, veo como familias que entregaron el expediente más tarde ya tienen asignación, en mi grupo (los que hicimos el curso de formación) la mayoría ya tienen a sus niños con ellos. ¿Me habré equivocado de país? ¿Estaré haciendo lo correcto? Pero sin duda el AMOR por estos futuros niños hace que ese titubeo y esas dudas desaparezcan y piense que cada vez queda menos tiempo para estar juntos. Es una eterna lucha que tiene ganador seguro, y esos ganadores son vuestros niños y vosotros. Mucho ánimo y mucha fuerza en este árduo camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo la teoría de que al valorar la elección del país siempre piensas que te has equivocado durante el periodo de tiempo en el que no te llaman.

      Ahora, cuando te den a la criatura, verás que hicisteis la elección correcta.

      Me gusta pensar que cualquier decisión y cualquier acto durante el papeleo están definiendo a la personita que se nos asignará.

      Si en lugar de ir a las 11 voy a las 12 a entregar un papel, seguro que de un modo u otro estoy influyendo en cómo evolucionará el proceso y la asignación... igual que si una mariposa bate las alas en Pekín lloverá en Nueva York en lugar de hacer sol.

      ¿No es emocionante?

      Eliminar
  11. Desde ya, me autoproclamo vuestra fan número uno! Mira que desde que os leo me encantais, pero es que ahora más!

    Os entiendo perfectamente, dudas parecidas he tenido yo recientemente, ganas de dejarlo todo y que sea lo que tenga que ser, pero luego viene ese deseo tan profundo de ser madre que echa por tierra todo lo que se me había pasado por la cabeza.

    No podéis tener más razón en TODO!

    Ole vosotros! y vuestros cojones, claro ;)

    ResponderEliminar