martes, 3 de noviembre de 2015

¿Vienes o qué? El trailer


El 13 de octubre (martes y 13, para que veas que eso de las supersticiones son chorradas) nos dijeron que no viajáramos (o avisáramos), y que podrías llegar en cualquier momento y que estuviéramos localizables el uno para el otro y siempre con el móvil cargadito. Vuelco al corazón.

El 13 de octubre volvimos a celebrar que por fin venías.

El 13 de octubre mandé audios gritando como una loca y contándolo todo a familia y amigos.

El 13 de octubre la familia y amigos se empezaron a poner nerviosos también .

El 13 de octubre dimos a conocer al fin oficialmente la buena nueva en los trabajos. 

El 13 de octubre propios y extraños empezaron a  preguntar a bocajarro e indiscriminadamente "si sabemos algo". A veces me agobio.

El 13 de octubre fue hace 21 días. 21. Sé que después de todo son pocos. Pero se me empiezan a hacer muchos. Quiero conocerte y cuidarte ya. 

Va a darme algo. 

Hace unos días por fin me decidí a comprarte una cuna, una bañera y otras cositas. Tengo tanto miedo de que, como otras veces, todo se tuerza, que no quiero adelantarme. Y como estás tardando, tengo los carrillos por dentro en carne viva (me los muerdo por los nervios), me despierto a las 4 ó 5 de la mañana, y no doy pie con bola ni en el trabajo ni en mi vida. Me doy cuenta de que no he contestado los comentarios de la anterior entrada, pero es que tengo un atasco de trabajo también alucinante. No me concentro. Estoy como paralizada, de tanto que te espero. 

En tu habitación ya sólo faltas tú. Querría pintarla, tengo que enmarcar la lámina de la genial María y quiero hacerme con todas esas pijadas y chuminadas que tengo reservaditas para ti, pero en realidad todo está listo ya para recibirte, en especial nuestros corazones. Esto es super cursi, ya, pero es que es así, criatura, que nos tienes a todos ya atacaítos.

Estoy loca por que veas los regalos que nos llegan por correo de gente que sólo conocemos virtualmente y que es maravillosa, como Anne o Cristina, sin olvidarnos de mi querida Laura quien ya te tejió un globito hace mucho... Todo es muy emocionante. 

Mucho.

Pero empiezo a agotarme psicológicamente. Ven ya, venga. No seas remolona, criatura. :)

Ah! Tenemos algún problema con tu nombre. Pero lo resolveremos entre los tres. Y Willow huele lo tuyo, pero en ningún momento ha pensado que la cunita sea para él, ¡bien! :D He puesto un cuadro de tu primo Adrián y he hecho un móvil con los globitos de la abuela y el de Lau. Tengo bodies de varios tamaños, y te han regalado baberos y hasta un mordedor. También hace días que duermo con un muñeco de apego.

Estamos perdiendo todos la porra, aunque lo cierto es que yo puse "fecha de parto aproximada" al hacerme la tarjeta de Prenatal el 10 de noviembre. (Señores de Prenatal, mejor una frase del tipo "cuándo viene tu bebé aproximadamente" y cabemos todos)

Mientras sigo grabándotelo todo, ya lo sabes. Aquí el tráiler de tu llegada.