martes, 22 de noviembre de 2016

Un año de la asignación


Estos días hemos celebrado que hace un año Baby Jones entró en la familia, con el aliciente de que hace poco recibimos la sentencia definitiva que hace que esta unión sea PARA SIEMPRE. Esto requiere una publicación aparte, así que en esta ocasión sólo quiero compartir algunas ideas que había visto en la Red y adapté para este día.

No tengo muy claro si deberíamos celebrar este día. Jorge encontró una familia, sí, pero porque la suya no podía/quería hacerse cargo. Mmmm... No sé. No sé. Por eso yo en principio sólo quería celebrar con mis amigas que hacía un año que era madre, que eso es impepinable y es algo mío personal e intransferible, pero mis padres quisieron hacer lo propio como abuelos. Ya os digo que de momento sigo intentando decidir si está bien o no. 

Pero bueno, que lo que os quiero contar hoy es que hicimos una merienda "íntima" (somos muchos) en el local de la iglesia del barrio, y que no nos dejaba el párroco decorar ni colgar nada en las paredes y, dado que el lugar tampoco es que fuera muy bonito, pues en el último momento se nos ocurrió adornar las mesas. ¡Viva Pinterest!


Yo, por deformación profesional, no me muevo si no monto un photocall.  Reciclamos unos manteles  amarillos de la boda de mi tía y con unas cartulinas del bazar de enfrente hicimos unas piezas de puzzle, en lo que estaba inspirada la celebración, ya que el más que un árbol genealógico tiene un gran rompecabezas.


Luego, imprimimos unas imágenes de Internet que adapté para la ocasión, y unas fotos del pequeñajo de sus primeros días con nosotros: su primera siesta en la cuna; su despertar el cuarto día que ya sonreía feliz y una al cabo de las dos semanas en la que directamente se carcajeaba.

Se vistió con los colores de su "party"


Nos ayudó a colocar los adornos, así que ¡tardamos el doble!



Adapté una imagen de la blogosfera para que se acercara a la idea de árbol de familia que puede tener Jorge.

¡Y hasta los sandwiches encajaban!



No faltaron frases archiconocidas para las familias adoptivas, no por ello menos sentidas.


Ni ésta que descubrí gracias a Mimuselina y que me parece genial (la reivindico hasta para los hijos biológicos!)



Jorge cuenta ahora aparte del puzzle metafórico que es su familia con uno físico de recuerdo en el que le firmaron los invitados. Será divertido verle recomponerlo.




Y como recordatorio, ellos por su parte se llevaron una pieza de otro puzzle convertida en imán. 


Como hacía poco habíamos celebrado el cumpleaños de Jorge, pedimos que nadie trajera un regalo, sino una contribución para ayudar a otras familias con la operación Kilo, y también una prenda porque me gustaría hacerle una colcha que le abrigue cuando le entren dudas. Pero no sé coser! A ver qué me sale! Os la enseñaré.


jueves, 17 de noviembre de 2016

Un año como madre

Hoy cumplo un año como madre, eso que llegué a pensar que no sería nunca.

Pues lo he conseguido, y creo que de momento me defiendo bastante bien.

Pero sigo alucinando.

Soy madre, ¡vaya si lo soy! ¿Y por qué me asombra tanto? ¿Será que, de alguna manera, la mochila de la infertilidad me acompañará siempre? ¿Cómo si no se explica que me sorprenda así de haberlo conseguido?

En este año han pasado muchas cosas, y quería haber escrito muchos posts, que tengo mucho que contaros, pero se me han resbalado los días como agua entre los dedos. Sólo me consuela que los he pasado cuidando al "pollito", y comprobando en mis carnes (bueno, fotos), que aquello de que "no tendrás mi boca, pero sí mi sonrisa; quizá no se parezcan nuestros ojos, pero sí nuestras miradas" es verdad. Y Baby Jones sonríe con un gesto totalmente Fernández, una cara que ya ponía mi yaya y que ahora pone la suya y su madre, o sea, ¡yo!


No, no podía dejar de publicar hoy. Este blog lo creé por mi necesidad de contar, gritar, mis sentimientos en mi lucha por ser mamá, así que no tendría sentido no compartir mi alegría en mi primer aniversario como tal. 

Sin embargo, quiero deciros tanto y me siento tan emocionada en estos momentos que no conseguía centrarme en un tema y acabar la entrada, que iba camino de ocupar páginas y páginas. Por eso he hecho unos vídeos, que tampoco alcanzan a representar la magnitud de lo que siento, pero al menos están terminados y son más amenos (... mmm creo).

Gracias a todos por acompañarme. Soy muy feliz y me alegro de poder compartirlo con vosotros.

Un resumen con musiquita de mi primer año de mamá:


En este os cuento más detenidamente (vaya chapa) cómo me siento como "madre" y como "madre adoptiva":



En breve os cuento cómo fue ratificar la adopción y cómo le voy contando a Jorge que no siempre estuvo conmigo, entre otras cosas.

Gracias por seguir ahí.

Fuerza en vuestra lucha, ánimo en vuestra espera.